Trastornos de la personalidad

¿Qué es la personalidad?

La personalidad se define como “el conjunto de rasgos y mecanismos psicológicos internos a la persona, organizados y relativamente duraderos, que influyen en las interacciones y la adaptación con su entorno intrapsíquico, físico y social” (Larsen y Buss, 2008).

Los rasgos o disposiciones de personalidad describen las características de la persona, su manera de ser y actuar en determinadas dimensiones o categorías. Por cuanto atañe a los mecanismos psicológicos, se relacionan con los procesos que determinan una modalidad especifica de procesar la información y las emociones, conduciendo a la persona a actuar y tomar elecciones en función de su manera de ser. Ambos aspectos están organizados de una manera relativamente coherente y duradera, de forma especial en la etapa adulta (Mischel, 1968, Festinger, 1957).

blue-2705642_1920La personalidad es entonces el resultado de la organización psíquica de la persona, una configuración global compuesta por sus características biológicas, cognitivas y emotivo-relacionales que se expresan a través del pensamiento, la comunicación y el comportamiento (Iandolo, 2011). Influye en nuestra manera de percibir el entorno y a los demás, en la elección de situaciones y la forma de actuar en ellas, en nuestras reacciones y en nuestra forma de influir y reaccionar ante los demás (Larsen y Buss, 2008).

Se pueden distinguir seis dominios en el estudio de la personalidad (Larsen y Buss, 2008):

  • Enfoque disposicional o de rasgo: investiga cómo las personas difieren o son similares entre sí, las emociones habituales, el autoconcepto, la propensión biológica y los mecanismos intrapsíquicos.
  • Enfoque biológico: estudio de la influencia ontogenética y filogenética en la personalidad y de las características relacionadas con aspectos fisiológicos.
  • Enfoque intrapsíquico: estudio de los mecanismos de equilibrio entre las fuerzas internas de la persona, tendencias positivas y negativas que puedan generar conflictos tanto a nivel consciente como inconsciente.
  • Enfoque cognitivo-experiencial: investiga la cognición de la experiencia subjetiva en términos de pensamientos, creencias, deseos y el concepto de uno mismo y de los demás dentro del plano de lo consciente.
  • Enfoque sociocultural: contempla como el ambiente en el que la persona vive y actúa influye en la personalidad.
  • Enfoque adaptativo: estudio de cómo la personalidad determina las modalidades de afrontamiento y adaptación a los acontecimientos cotidianos.

Trastornos de la personalidad

Se considera la existencia de un trastorno de la personalidad cuando existe una alteración estable y desadaptativa en el funcionamiento de la personalidad. Estas alteraciones no necesariamente producen cuadros clínicos de tipo psicótico o neurótico. Se diferencian de los rasgos de la personalidad en cuanto se desvían de los límites culturalmente esperados y aceptados, convirtiendo en problemáticas las relaciones afectivas y la adaptación a la realidad del individuo.

stormtrooper-1343877_1920Las personas con Trastornos de la personalidad suelen presentar un cierto nivel de estabilidad, aunque se caracterizan por ser más rígidas y enfatizar ciertos rasgos también presentes en sujetos normales y con una buena adaptación. Los síntomas son egosintónicos (el Ego de la persona acepta y reconoce la patogenicidad de algunos de sus aspectos) y protegen al individuo de aspectos de sufrimiento profundo (experiencias de abandono, baja autoestima, vergüenza, ansiedad, etc.) que afectan a su equilibrio.

En la actualidad, existe cierto consenso en la consideración de varias configuraciones de personalidad como patológicas (DSM-V, 2013; CIE-10). Estos trastornos se pueden agrupar en distintos clusters en función de las características o rasgos patológicos que presentan en común.


Cluster A [extravagancia, excentricidad, desconfianza y cierre a los demás, por la tendencia a aislarse]


Cluster B [dramatización, imprevisibilidad y variabilidad emocional]


Cluster C [inhibición, ansiedad y miedo]


Anexo Eje II – DSM IV TR [dos ulteriores categorías diagnósticas de trastorno de la personalidad eliminadas en el DSM V]


Referencias

  • American Psychiatric Association (2000). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, 4th Edition, Text Revision (DSM-IV-TR). American Psychiatric Publishing.
  • American Psychiatric Association (2013). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, 5th edition, DSM-5. American Psychiatric Publishing.
  • Colombo, G. (2005). Psicopatologia clinica. Cleup, Padova, Italia.
  • Festinger, L. (1957). A theory of cognitive dissonance. Evanston, Illinois: Row & Peterson
  • Gabbard, G.O. (2009). Principles of psychodynamic psychiatry. American Psychiatric Publishing.
  • Iandolo, G. (2011). El desarrollo de las competencias narrativas: forma, cohesión y equilibrio de contenido a través del test proyectivo de la familia de los osos. Tesis doctoral UAM (España). Repositorio UAM
  • Larsen, R.J. y Buss, D.M. (2008). Personality Psychology: domains of knowledge about human nature. (3ª ed.). NY: McGraw Hill.
  • Mischel, W. (1968). Personality and assessment. NY: Wiley.
  • World Health Organization (1992-1994). International statistical classification of diseases and related health problems tenth revision ICD-10. World Health Organization.

counselling
Asesoramiento Psicológico
psicod
Psicodiagnóstico
intervencion-y-psicoterapia
Intervención y Psicoterapia

 

© Psise: Servicio de Psicología Clínica del Desarrollo. Unidad de Observación y Diagnóstico Funcional.