Trastornos del Aprendizaje

Los trastornos específicos del aprendizaje son trastornos del neurodesarrollo caracterizados por una dificultad en la adquisición o puesta en práctica de habilidades básicas relacionadas con el ámbito académico (lectura, escritura, cálculo), que se presentan en alumnos con un nivel de inteligencia normal, y que afectan al rendimiento general en el aula.

Según las clasificaciones diagnósticas actuales (DSM-5, APA 2013), la dificultad debe mostrarse de manera persistente, a pesar de intervenciones específicas dirigidas a su compensación de al menos 6 meses.

La introducción de este criterio tiene el objeto de distinguir entre la presencia de dificultades a nivel cognitivo (relacionadas con el aprendizaje) de posibles retrasos o carencias en la adquisición de habilidades, más relacionadas con la estimulación y el contexto concreto del alumno.

Los trastornos específicos del aprendizaje

Las posibles dificultades actualmente se dividen en tres áreas académicas principales (APA 2013), pudiendo encontrarse tanto una dificultad limitada a un aspecto concreto, en los casos de dificultad más leve, como también en distintos aspectos y áreas en los casos más graves:

A pesar de que los trastornos del aprendizaje se hacen más visibles en los primeros años de la educación primaria, existen indicadores precoces de riesgo ya en la etapa infantil. Sin embargo, pueden no hacerse del todo evidentes hasta etapas académicas que impliquen mayor nivel de exigencia y carga de aprendizaje.


Trastornos específicos del aprendizaje

Psicodiagnóstico de los trastornos específicos del aprendizaje

El psicodiagnóstico de los trastornos específicos del aprendizaje implica una valoración completa del perfil cognitivo del alumno, que permita definir de manera clara tanto las competencias cognitivas generales, como la posible presencia de dificultades específicas que puedan estar influyendo en el rendimiento académico o laboral de la persona.

De manera adicional, resulta necesario considerar aspectos emocionales y motivacionales, la percepción de sus propias competencias y del ámbito académico en general. Estas áreas pueden encontrarse afectadas en algunos alumnos con dificultades académicas debido a la percepción (previa al diagnóstico) de cierta desventaja con respecto al resto de compañeros, considerándose menos capaces en la realización de las tareas escolares.

Psicodiagnóstico

Intervención sobre dificultades del aprendizaje

La intervención sobre dificultades de aprendizaje en PSISE se basa en una planificación de objetivos individualizada para cada alumno basada en el perfil completo resultado del psicodiagnóstico. Se toman en consideración tanto las dificultades actuales como también las fortalezas del alumno, que puedan ser de ayuda en el desarrollo de las estrategias y herramientas necesarias para la compensación de la dificultad.

La intervención sobre las dificultades específicas se enfoca desde la visión de la estimulación de las funciones básicas (o desde el punto en que se encuentre el niño) apoyándole en el desarrollo de competencias progresivamente más avanzadas, que le permitan situarse lo más cerca posible del nivel esperable según la edad y curso escolar.

Activación Cognitiva

© Psise: Servicio de Psicología Clínica del Desarrollo. Unidad de Observación y Diagnóstico Funcional.